Sexting, acuerdos y consentimiento [digital]

Jul 1, 2021

Por: Ixchel García

Cuando hablamos de Internet desde los feminismos, experimentar las tecnologías es revolucionario porque nos permite explorar, vivir, imaginar y habitar nuestros deseos, sexualidad y placer. Ante un contexto de violencia digital a veces olvidamos algo clave, que es el placer. Si bien las normas, los cuidados y consejos para protegernos en línea son clave, la expresión sexual en internet es igual de importante.

“El consentimiento no es algo para dar o quitar, es la co-creación comprometida y colaborativa de placer y felicidad”, Midori

A casi dos años de distanciamiento físico, el sexting como alternativa y posibilidad para vincularnos sexualmente y también como herramienta de auto-reconocimiento y auto-placer ha tomado potencia. Yo puedo asegurar que para mí ha implicado más que gratificación sexual. También puede ser un espacio seguro que nutre la exploración, la intimidad, la conexión e imaginación en un campo de juego equilibrado, receptivo y liberador. 

Cuando enviamos mensajes hot, nos tomamos fotos eróticas, desnudos o quedamos de conectarnos para una cita sexy online, el consentimiento digital es un punto de partida clave para seguir adelante.

Se habla mucho del consentimiento de nuestros cuerpos físicos pero ¿qué pasa en lo virtual? Al igual que en los encuentros sexuales de la vida no virtual, el consentimiento debe ser una conversación continua al comunicarnos y compartirnos digitalmente. Aunque no estemos hablando cara a cara, siempre debemos considerar cómo pueden hacernos sentir ciertas acciones a nosotras o a otra(s) persona(s). 

En ocasiones “decir no” y enunciar qué queremos, cómo y hasta dónde, puede ser complicado. Por eso en cualquier intercambio es una herramienta y una responsabilidad hacer preguntas, para asegurarnos que el disfrute sea correspondido. 

El sexting puede ser muy divertido. Como menciona Gisela Pérez de Achaen la era digital, el sexo es más que un mero intercambio de fluídos. No tenemos que seguir los estándares […] Si son nuestros desnudos, son nuestras reglas”. Explorar nuestra sexualidad y nudes, divertirnos, reconocernos y desearnos a través de una lente cyborg ofrece muchas posibilidades, nos brinda un espacio abierto para expresar nuestros deseos y fantasías, además fomenta de manera importante la comunicación sobre un tema clave, el consentimiento. 

Melissa Meyer, una académica que enfoca su trabajo en millennials, cibersexo y criminología, escribe que el sexteo es “principalmente un espacio feminista: porque ofrece el mismo poder para iniciar, detener y dirigir la interacción”. 

Desde una perspectiva feminista, el sexteo me parece atractivo y esto se debe a 3 puntos: 1) la agencia, 2) la comunicación  y 3) la creación de acuerdos entre pares que construyen en conjunto. Mezclados estos tres ingredientes nos dan consentimiento, y claro, el sexting parte del consenso. A pesar de la estigmatización social, el acto de sextear en sí no es el problema, no se trata de una práctica “mala”, riesgosa o negativa como a veces anuncian algunas autoridades o grupos conservadores. 

Recapitulemos, hemos estado mostrando el cuerpo durante mucho tiempo. Si bien en sextear, como en cualquier otra práctica sexual, pueden existir riesgos. En el mundo de la digitalidad hay herramientas para hacerlo de forma segura. Y así como usamos condones, en el sexting promover el uso de cuidados es igual de importante.

Hablemos de consentimiento

Normalizar las conversaciones que plantean nuestros deseos y límites, está bien y urge replantear en todos los niveles de nuestras relaciones. El consentimiento ocurre a partir del diálogo, el planteamiento de límites y negociación de nuestras necesidades con las necesidades de las otras personas. Es un proceso y, por lo tanto, abre una conversación, en lugar de implicar simplemente una decisión, de sí o no. A través de la generación de acuerdos y preguntas, escuchando activamente. Es voluntario, por lo que quiene(s) está(n) de acuerdo deben hacerlo libremente y por su propia elección, sin presión, culpa o coacción por parte de nadie ni nada.

El respeto de los límites digitales inicia por la comunicación. Pensemos que cuando sexteamos la magia está en el deseo, y pedir lo que necesitas y quieres es el hechizo. Toma tu espacio, encuentra el silencio para acceder al deseo y luego lanza tu hechizo, que puede ser: 

  1. Preguntar antes de enviar mensajes, fotos o videos hot 
  2. Respetar las decisiones de les otras/es. Nunca está bien coaccionar o presionar a alguien para que envíe fotos. Si alguien dice que no, respeta su elección. 
  3. Entender que todo el mundo tiene límites. Independientemente de lo que las/es demás esperen, todas/es tenemos derecho a decidir qué es lo mejor para nosotras/es y actuar de acuerdo a esos valores.
  4. Preguntar siempre. Obtener el consentimiento digital es importante en todo momento, incluso si antes ya se había acordado algo, pues eso no significa que estamos obligadas/es a aceptar hacerlo de nuevo.

El sexting es nuestro derecho y el consentimiento el elemento para hacer efectivos nuestros derechos a la autodeterminación, autonomía y libertad. Sin duda, el consentimiento es una práctica que vale ir incorporando a nuestra vida, desde la escucha radical y como un método de comunicación y vinculación. La potencia del consentimiento está en su capacidad de transformarnos para que nos sintamos lo suficientemente seguras/es para jugar, conectarnos y soñar. 

Otras entradas

Contra el acoso en línea: Un manual de PEN para periodistas

Contra el acoso en línea: Un manual de PEN para periodistas

Por: Alicia Reynoso La organización PEN define el acoso en línea como “los comportamientos hirientes persistentes o severos contra una persona o grupo en internet”. Bajo esta idea, acaba de lanzar el Manual contra el Acoso en Línea pensado para activistas,...

Y en las nuevas políticas de Whatsapp, ¿nosotras qué?

Y en las nuevas políticas de Whatsapp, ¿nosotras qué?

Por: Yunuhen Rangel Medina e Ixchel García “Somos ciudadanía, activistas, legisladoras/es y usuarias/os de WhatsApp en todas partes del mundo y estamos organizándonos para retomar el control de nuestra privacidad, rechazar esta política y hacer oír nuestro mensaje:...

Internet es chida sin violencia: #Chidasenlínea

Internet es chida sin violencia: #Chidasenlínea

Por: Ixchel García “Internet se me hace como el mar, es inmenso, hay que tenerle respeto. Internet no es un espacio seguro del todo” Tane, 19 años #Chidasenlínea El espacio digital tiene un potencial enorme para expresarnos, movilizarnos, aprender e incluso juega un...

Ciberacoso, una forma de violencia de género

Ciberacoso, una forma de violencia de género

How can I verbalize consent as an adultif I was never taught to as a child. Rupi Kaur, The Sun and Her Flowers Las personas que vivimos en ciudades tenemos una relación cercana con la internet, es parte de nuestra vida cotidiana. Para hacernos una idea, la empresa...

Seis Iniciativas Ciberfeministas que rockean

Seis Iniciativas Ciberfeministas que rockean

Por: Candy Rodríguez y Anaiz Zamora Colectivas, activistas feministas, mujeres creadoras, defensoras se están apropiando del espacio digital de formas creativas: hacen publicaciones en redes sociales, construyen redes de trabajo, buscan datos, programan, ofrecen...

Tenemos derecho a navegar seguras en internet

Por: Anaiz Zamora Internet es un espacio en donde las mujeres nos hacemos visibles y presentes. Lo habitamos, transformamos y construimos, aunque no siempre se nos reconozca ese papel como creadoras. La realidad es que desde que Ada Lovelace, la primera programadora...

Ellas dominan las tecnologías ¿Y tú?

Por: Candy Rodríguez ¿Y tú cómo usas las tecnologías? En Luchadoras sabemos que las mujeres siempre hemos dominando las tecnologías y que ésta no se reduce a aparatos electrónicos. Nuestro cuerpo y conocimientos, también son un desarrollo tecnológico. La tecnología es...

¿Ciberqué…? Eso que oíste y no sabías qué es

¿Ciberqué…? Eso que oíste y no sabías qué es

Por: Candy Rodríguez ¿Te hackearon? ¿Hablaste con un experto en seguridad digital y le entendiste la mitad de lo que dijo? Las formas de agredir a las mujeres en Internet son múltiples, en Luchadoras te hemos compartido ya las 13 diferentes formas de agresión contra...