Izquierda, derecha, ¡Match!: Apps de citas y el ligue en internet

Feb 23, 2022

Por: Ixchel García y Elizabeth Avendaño

Izquierda, izquierda, izquierda, der… izquierda, derecha, ¡It’s a match! Pasamos de acercarnos a hablar con alguien en un bar a explorar un mar de fotos y perfiles en nuestro celular. Sin embargo, esta práctica no es completamente nueva: desde hace más de 50 años el mundo empezó a ligar por internet.

En 1965, dos estudiantes de Harvard utilizaron una computadora IBM 1401 para crear el primer servicio de búsqueda de pareja que consistía en una encuesta de 75 preguntas y una lista de coincidencias generadas por la computadora. En 1995, ya que la World Wide Web era de dominio público, Match.com lanzó el primer sitio web de citas en línea del mundo, al cual le siguieron muchos otros. Desde el lanzamiento de Tinder en 2012, la app ha obtenido más de 50 millones de personas usuarias felices de deslizar el dedo. La búsqueda y necesidad de conectar son impulsos humanos. 

En años recientes, el uso de estas apps ha aumentado, evolucionado y se ha diversificado para adecuarse a los deseos y necesidades de las personas usuarias. Bumble, Facebook parejas, Her y muchas plataformas más se han vuelto herramientas clave para que nuestros cuerpos digitales encuentren espacios de socialización en línea, para construir vínculos y disfrutar. Le preguntamos a varies usuaries cómo habitan estas apps, qué ventajas y desventajas ven y cómo han sido sus dinámicas de “primer contacto” en el romance a través de las pantallas.

“Utilizo apps de citas porque siento que te ahorran el ‘¿si le gustaré o no le gustaré?’ de conocer personas o ligar en un lugar público. Me hace sentir más cómoda el saber que sí hay una atracción física en un principio” 

Ximena

“ […] ‘¡Gracias, algoritmo de Tinder!’, es algo que realmente he dicho en citas. La verdad he tenido suerte de conectar con personas increíbles y con intereses similares a los míos, y eso sí creo que está determinado por los algoritmos, ya no sólo es por cómo se ven y me veo y si nos gustamos visualmente”.

K.

“Prefiero usar Bumble que Tinder. Aunque no me gusta que soy la primera que tiene que iniciar la interacción para hablar con hombres, me encanta que en Bumble puedes detallar tus intereses como tus posturas políticas, si quieres hijes o no, si fumas o tomas, incluso tu signo zodiacal. Eso facilita muchas cosas.” 

Ana

Un estudio internacional de Kaspersky sobre las citas y el impacto de la tecnología en las relaciones personales, reveló que la mayoría de las personas usuarias percibe de forma positiva la función de los algoritmos inteligentes en los servicios de citas: el 45% de las personas usuarias en Latinoamérica confiaría en la selección de pareja hecha por la inteligencia artificial, y el 71% señaló que las recomendaciones del algoritmo corresponden por completo con sus preferencias.

 “Yo creo que la composición de las apps funciona: tienen la pauta, te dan el patrón y planilla de datos que debes llenar”. 

Italia

Las apps de citas nos han facilitado el contacto con otras personas evitando la incomodidad o inseguridad del primer acercamiento. Además, tomando en cuenta el contexto pandémico, nos permiten conocer personas fuera de nuestro círculo cercano inmediato. Según el estudio de Karpesky, el 61% de las personas están de acuerdo en que las aplicaciones de citas, en general, han facilitado el proceso de conocer a alguien.

Amor sin estigmas a través de las pantallas

“He construido mis últimas relaciones -estables y también casuales- a partir de Bumble. Disfruto mucho porque siento que me ha permitido explorar formas distintas de relacionarme más allá de la monogamia y la posibilidad de tener vínculos y afectos diversos.” 

Alma

Deconstruir el amor romántico que nos ha bombardeado desde la infancia no es tarea sencilla, pero problematizar los peligros de las ficciones amorosas es una apuesta política. 

Lo anterior resulta más complejo de dimensionar desde el estigma que conlleva conocerse en una app, hasta la expectativa de encontrar a tu “otra mitad” o la evasión de la soltería a toda costa. De acuerdo con Brigitte Vasallo en el libro Pensamiento monógamo, terror poliamoroso, “Arrancar el amor de las garras del amor romántico no es sacarle emoción a las cosas: es salvarnos definitivamente de las violencias en nombre del amor. Es pensar a qué tipo de estructuras y comportamientos atribuimos intensidad y cuáles no. Es ver la autosugestión a la que nos sometemos constantemente y qué servidumbres tiene”.

“Puedes construir relaciones increíbles y depende de otras cosas como la comunicación. Sí creo que puede ser una herramienta muy útil, a mí en particular eso me ha ayudado mucho acercarme a través de las palabras y mensajes. Pero lo que pase después, el tipo de vínculo, no importa dónde se construyó. Yo creo que aunque hubiera conocido a ciertas personas fuera de las apps el desenlace hubiera sido el mismo”.  

Sam

“Me alegra que ya no haya tanto tabú respecto a este tipo de apps y ya se haya normalizado su uso. Para nosotres quienes pertenecemos a la comunidad LGBTQ+, les tímides, entre otres, no es tan fácil a veces conocer personas. Sepan que no está mal usarlas”. 

Yael

Florencia Pavoni reflexiona al respecto en su tesina El ideal romántico en las publicidades de Tinder y Happn: “las love apps (apps del amor) no inauguraron el mercado del deseo, no serán su último estadio, ni tampoco representan el apocalipsis del ideal romántico. Sí son una vía de acceso para comprender las expectativas y estrategias que desplegamos para establecer relaciones afectivas, depositando en ese proceso algo tan importante como nuestro deseo de estar acompañades en una multiplicidad de formas posibles”.

“[…] coger se ha vuelto más sencillo, no siempre se busca algo formal, a veces buscas un amigue con derechos, un one night stand (encuentro casual) o tener esa cercanía que te da lo sexual, yo no creo que tengamos que sentir culpa por eso, pero sí es importante ser claras y no sumar a este consumo de cuerpos”

Paula

Las apps de citas también nos han permitido explorar nuestra sexualidad. Habitarnos desde nuestro cuerpo y placer son herramientas políticas de gozo. Y resulta fundamental que en nuestras conexiones con otres, nos cuestionemos estos esquemas para crear vínculos más justos y responsables.

Autocuidado y responsabilidad afectiva para el ligue digital

Las apps de citas son espacios donde existen todo tipo de realidades y alternativas. Son divertidas y nos permiten conectar con el placer y el gozo a través de vínculos digitales que en ocasiones trascienden al mundo físico. Sin embargo, también implican una serie de riesgos y responsabilidades que no podemos subestimar. Te dejamos los siguientes tips para que su uso con honestidad, responsabilidad afectiva, cuidados colectivos y autocuidados, nos mantengan segures:

  1. Pon atención a la manera en la que se desarrolla la comunicación: si respeta tus pronombres, si la conversación que han entablado te es placentera y si sientes que podría fluir en persona. 
  2. Antes de conocerse en persona, puedes pedir sus redes sociales, número telefónico y hacer una pequeña investigación si eso te hace sentir más segure.
  3. Utiliza fotos donde se vea tu cara, que estén actualizadas y donde te sientas cómode.
  4. Manejar los datos privados en línea de forma responsable es importante. Puedes checar la “Guía anti-doxing definitiva: cómo proteger tus datos online” de Kaspersky. 
  5. Utiliza la mensajería integrada en las aplicaciones de citas. Es mejor utilizar otras aplicaciones de mensajería solo si ya sientes la confianza de hacerlo. Si la conversación migra a otra aplicación, asegúrate de configurar el chat de manera que la información privada esté protegida.
  6. Si pausas el uso de la aplicación, elimina u oculta tu perfil para evitar doxeo o ciberacoso. 
  7. Valora la vinculación con tus cuentas en otras plataformas como Instagram o Spotify, ya que esto puede facilitar el doxeo o ciberacoso.
  8. Si han decidido conocerse en persona, háganlo en un lugar público y concurrido. Notifica a alguien de confianza en dónde y con quién te verás. No olvides enviar tu ubicación en tiempo real.

Finalmente, recuerda que el consentimiento es la clave. Haber accedido a conversar con alguien o conocerle en persona no te obliga a hacer nada que no quieras. En cualquier momento puedes decir que no. Las apps de citas como tecnologías del placer son herramientas con la posibilidad de potenciar el gozo ¡Diviértete, explora y disfruta! 

Otras entradas

Contra el acoso en línea: Un manual de PEN para periodistas

Contra el acoso en línea: Un manual de PEN para periodistas

Por: Alicia Reynoso La organización PEN define el acoso en línea como “los comportamientos hirientes persistentes o severos contra una persona o grupo en internet”. Bajo esta idea, acaba de lanzar el Manual contra el Acoso en Línea pensado para activistas,...

Respira profundo: el enganche con las tecnologías y la salud mental

Respira profundo: el enganche con las tecnologías y la salud mental

Por: Yunuhen Rangel Medina y Alicia Reynoso¿Te pasa que te presiona una obligación expresa o no, de conexión y alerta permanente? ¿Sientes una presión de contestar inmediatamente a cualquier mensaje, correo, comentario o de tener que estar atenta sobre absolutamente...

Modus operandi: Suplantación de identidad en OnlyFans y JustForfans

Modus operandi: Suplantación de identidad en OnlyFans y JustForfans

Por: Mariel Domínguez y Alicia ReynosoEn los últimos meses se han popularizado noticias, videos y artículos sobre las plataformas “OnlyFans” y “JustForFans”, ya sea por los beneficios económicos provenientes de utilizarlos, por tips e información para las usuarias,...

En impunidad, campañas falsas contra cáncer de mama

En impunidad, campañas falsas contra cáncer de mama

Por: Samantha Páez Cuando Ana* despertó, nada fue igual. Había confusión, coraje, miedo. La cuenta de la compañera con quien estuvo hablando parte de la madrugada, quien la convenció de tomarse fotografías con el torso desnudo para una campaña de cáncer de mamá, había...