Jalisco

Puedes denunciar por

Ultrajes a la Moral o a las Buenas Costumbres e Incitación a
la Prostitución

Artículo

135

La ley protege

Delitos Contra la Moral Pública

Sanciones

Prisión: 3 meses a 2 años
Multa: No indica
Agravantes: Relación de parentesco

Artículo 135: Ultrajes a la Moral o a las Buenas Costumbres e Incitación a la Prostitución

Se impondrán de tres meses a dos años de prisión:

I. Al que fabrique, reproduzca o publique libros, escritos, imágenes y objetos obscenos y al que los exponga o, a sabiendas los distribuya, haga circular o transporte;

II. Al que en sitio público y por cualquier medio ejecute, y haga ejecutar por otro u otros, exhibiciones obscenas o al que lo haga en privado, pero de manera que pueda ser visto por el público;

III. Al que invite, induzca, promueva, favorezca o facilite a otro a la explotación carnal de su cuerpo; o

IV. Al que utilice una persona en espectáculos exhibicionistas y pornográficos.

Cuando el delito se cometa valiéndose de alguna relación de parentesco o autoridad sobre el pasivo, la pena se aumentará en una tercera parte de la que corresponda.

Puedes denunciar por

Ultrajes a la Moral o a las Buenas Costumbres e Incitación a
la Prostitución

Artículo

135 bis

La ley protege

Delitos Contra la Moral Pública

Sanciones

Prisión: 2 a 5 años
Multa: No indica
Agravantes: Se cometa a través del uso de tecnologías

Artículo 135 bis

Quien obtenga de persona mayor de edad, material con contenido erótico sexual y sin su consentimiento lo divulgue original o alterado, se le impondrá una pena de dos a cinco años de prisión.

Cuando el ultraje señalado en el párrafo anterior se cometa a través de las tecnologías de la información y la comunicación, se le impondrá al responsable una pena de cuatro a ocho años de prisión.

Este delito se perseguirá por querella de la parte ofendida.

Se estará a lo previsto en el Código Penal Federal cuando los hechos se adecuen al delito de pornografía de personas menores de dieciocho años de edad o de personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de personas que no tienen capacidad para resistirlo.