ESTO ES LO QUE SUENA…. ¡PURA RESISTENCIA, MUJERES EN LA RADIO!

¿Si ustedes pudieran cambiar una cosa de cómo las niñas y mujeres somos representadas en los medios masivos de comunicación, qué sería?  

A mi, me gustaría escuchar más programas conducidos por jóvenes donde se hablara de mujeres que molan en el deporte y la música. Me gustaría que no se hablara de nosotras como la novia, la esposa, la amante de. Me encantaría que los estereotipos de género desaparecieran de los contenidos que veo, escucho y leo en los medios tradicionales y las nuevas plataformas digitales.

Este 13 de febrero se celebra el día mundial de la radio y no puedo dejar de pensar en el papel tan crucial que este medio juega en la configuración de nuestras identidades; y de cómo influye en nuestra forma de pensar y actuar.

Como mujeres también tenemos derecho a la comunicación y a la información, pero ¿cómo pinta el escenario mediático de nuestro país para garantizar estos derechos?

La radio comercial en México es propiedad de un reducido número de grupos empresariales y existe una escasa presencia de mujeres en los puestos de toma de decisiones. No resulta raro escuchar la misma canción más de 5 veces al día en todas las estaciones FM, o escuchar a los mismos dinosaurios tanto en estaciones musicales como en estaciones habladas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, y la Ciencia y la Cultura (UNESCO) destacó que hasta el año 2010, en los medios de comunicación de América Latina el porcentaje de mujeres que figuraban en las noticias era de 22% en la radio. Y en el caso específico de la industria de los medios de comunicación, a nivel mundial, el dominio masculino es evidente, las mujeres tan sólo representan el 7% en puestos directivos.

¡Aún nos falta mucho terreno por ganar! Pero cada vez somos más las niñas, jóvenes y mujeres que estamos hartas de la desinformación y los aburridos clichés revictimizantes en donde nos siguen colocando.

Ante la falta de espacios de discusión, y el restringido acceso a las ondas radioeléctricas que viajan libres sobre nuestras cabezas, las mujeres han tomado las tecnologías para ejercer el derecho fundamental a la libertad de expresión. El juego, la curiosidad, y la experimentación con las tecnologías han posibilitado la  construcción de espacios sonoros diversos. A través de internet  podemos acceder a distintas propuestas con las que podemos resonar.

Yo misma, al aventarme a perder el miedo a las tecnologías, he conocido a mujeres radialistas, sonidistas, periodistas, y artistas, que conciben a la radio como un medio y un espacio que pone al centro las voces y la vida de las mujeres. Espacios sonoros que nos permiten imaginarnos de formas ilimitadas, y distintas a lo que nos imponen los discursos hegemónicos y dominantes de los medios. En esta cápsula resoné con las compañeras que nos compartieron su relación íntima con este medio.

“Para mí la radio es ese espacio donde la palabra es el principal vehículo de relación entre las personas” – Loreto Bravo

“Reconocer la posibilidad de acceder a manejar nuestros propios medios, apropiarnos de la tecnología, empezando por nuestro propio cuerpo, y las extensiones de ellos que posibilitan muchas veces la amplificación de lo que nosotras queremos decir; son suficientes motivos para poder detonar otros imaginarios que no son los que generalmente nos tienen limitadas y estereotipadas“ -Estrella Soria

Además, la historia de la radio en México ahora puede dar cuenta de una batalla ganada a favor de las mujeres, y sobre todo, de las que nos asumimos feministas. En 2014 con la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, se reconocieron los medios comunitarios e indígenas, así como una reserva del 10% de las frecuencias para medios con fines de uso social.

Gracias a estas reformas nace Violeta Radio, proyecto radiofónico presentado por la Alianza por el Derecho Humano de las Mujeres a Comunicar, A.C. Estaré parando oreja y esperando que próximamente a través del 106.1 fm escuche una producción de contenidos que dinamite los estereotipos de género, así como, diversidad de voces y feminismos.

Que estos espacios sonoros nos inspiren para que cada vez seamos más las mujeres haciendo radio creando universos sonoros en donde nuestras experiencias resuenen con otras y otros; para que suenen y viajen con más frecuencia muchas resistencias.

Gracias Loreto Bravo, Verónica Calvopiña,  Eloisa Diez, y Estrella Soria , y por dar la batalla desde esa trinchera.

Y ya como pilón, acá les dejo unos podcast de morras que rifan:

Gafas Violetas

El Desarmador

Famosa feminista local

Palabra Radio

Hacia el sur en el atlántico

Sangre Fucsia

 

Eve Alcalá

Quería ser bruja de niña y sigue practicando. Cree que la historia de las mujeres y otros cuerpos en peligro tiene que ser revisitada y reescrita para vivir un mundo más habitable; adicta a dinamitar la idea del género binario. Es practicante narrativa, artivista, collagera, es muchas y nunca la misma. Viene a mirar el mundo de nuevo, con más preguntas que respuestas; segura de que el camino es tejer en colectivo.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.