En todas partes aprendemos que el amor es importante y, sin embargo, somos bombardeadas/es por su fracaso… Este panorama desolador no altera en modo alguno la naturaleza de nuestro anhelo. Todavía esperamos que el amor prevalezca. Todavía creemos en la promesa del amor - bell hooks

Todo sobre el amor de bell hooks nos muestra cómo la sociedad, el patriarcado y las normas de género influyen en la forma que vemos, pensamos y definimos el amor. 

La teoría crítica sobre el amor no se enseña en las escuelas. La palabra amor, la construimos a base de experiencia y nos deja a todas/es con distintas definiciones. Muchas veces lo pensamos como algo superficial o ajeno a pesar de ser algo tan fundamental en la vida.

bell hooks, escritora y activista, escribe sobre cómo la sociedad y los medios de comunicación normalizan el abandono, la negligencia y la indisponibilidad emocional, a través de supuestas narrativas “románticas”. Y debo admitir que para mí el romance fue durante un periodo de mi vida, un escape definitivo. Me hizo sentir querida, vista y cuidada. No requería verdadera intimidad, solo la ilusión de eso: cercanía y distancia a la vez. Sin embargo por mucho que el romance alimentara mi ego, cuando la euforia desaparecía, mi mente se quedaba sin historias, dejándome con un sentimiento de soledad. 

Con el tiempo entendí que aquello que anhelaba no era amor, en realidad eran deseos que estaban ligados a mi propia historia, al abandono y la indisponibilidad emocional experimentada y aprendida. En parte fue así como llegué a bell hooks, en la búsqueda por sanar viejas heridas y la certeza de que el amor es la respuesta. 

hooks expone al amor como un poderoso y revolucionario movimiento social capaz de transformar, sanar, restaurar y crear un mundo digno y justo. Nos anima a desafiar y romper con las ideas aprendidas y enfatiza la interconexión del amor en nuestra vida y en colectividad. 

La promesa del amor como cura y respuesta a un mundo que nos consume, es quizás una utopía, pero así cómo bell hooks anuncia “si lo imaginamos, existe”. Por eso les dejo 3 valiosas lecciones que aprendí de la mano de hooks. Porque ese mundo amoroso que queremos, es posible.

1.- "El amor es una acción, nunca simplemente un sentimiento"

Todo cambió cuando entendí que el amor, más que sustantivo, es verbo. He aprendido que el cuidado, el afecto, el respeto, la confianza y la comunicación abierta y honesta, son dimensiones del amor que no deben confundirse aisladamente con el acto de amar. El amor como una acción, lo hace algo tan tangible que puede ser reconocido en nuestro día a día, que otorga responsabilidad y nos hace asumir el acto de amar, y eso resulta profundamente transformador. 

El amor como intención y acción nos presenta una hoja de ruta en la cual son posibles nuevas dimensiones para imaginarlo. Pensar el amor de manera crítica nos impulsa a interrogar las estructuras y sistemas que nos rodean: los roles de género, la raza, el capitalismo, el machismo, los discursos de odio. Y esto nos permite una profunda introspección en las áreas de nuestras vidas donde el amor existe y donde no.

2.- “El amor y el abuso no pueden coexistir”

El abuso y la negligencia, niegan al amor. bell hooks dice que cuando entendemos el amor como la voluntad de nutrir nuestro crecimiento espiritual y el de las demás personas, queda claro que no podemos afirmar que amamos si actuamos de manera hiriente y abusiva. 

Uno de los mitos sociales más importantes que debemos quemar de una buena vez, si queremos ser una cultura más amorosa, es la idea aprendida de que el abuso puede coexistir con el amor. 

bell hooks profundiza en las experiencias de su infancia y la compleja relación con su padre. Para aquellas que crecimos sin un amor constante y seguro, puede ser difícil admitir que no fuimos amadas. Podemos poner excusas a nuestro padre, madre o persona cuidadora y decir “hizo lo mejor que pudo”, pero justamente esto nos muestran lo necesario que es dar definiciones concisas al significado del amor. 

Aceptar que “enfrentar la falta de amor de manera honesta y realista es parte del proceso de curación” y al hacerlo, también nos encontramos con un espacio de liberación y reconocimiento. Si queremos conocer y dar amor auténtico, primero debemos ser sinceras con nosotras mismas sobre el “amor” que tenemos y el que recibimos.

3.- “El corazón de la justicia es decir la verdad”

Mentir se ha convertido en una norma tan aceptada que la gente miente incluso cuando es más sencillo decir la verdad. Mentimos a veces para no tomar responsabilidad, evitar confrontar, para obtener poder, para mostrarnos indefensas. 

Se nos enseña a temer a la verdad, a creer que siempre duele. Crecemos con un condicionamiento patriarcal bajo el cual aprendemos a enmascarar nuestros verdaderos sentimientos y mentir sobre nuestro ser emocional y vulnerable. Nos animan a pensar que la honestidad es sinónimo de ingenuidad.

Vivimos en una cultura capitalista donde la honestidad y compromiso con la justicia, son actos revolucionarios. “Más que nunca antes, nosotros, como sociedad, necesitamos renovar el compromiso con decir la verdad”. 

bell hooks escribe sobre el amor pensándolo como un movimiento para la transformación y  la justicia social. Me quedo con eso, con honrar nuestra propia existencia mediante la justicia amorosa. Porque cuando estamos honrando la justicia, estamos honrando nuestra humanidad. La empatía, la comprensión, la honestidad y el compromiso con la justicia son clave en la transformación y camino hacia el amor.

Deja un comentario