Dos años después de la muerte de Lesvy Berlin Osorio, ocurrida el 3 de mayo de 2017, y luego de un largo camino de filtraciones, culpabilización y revictimización, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México pidió una disculpa pública a su familia por las omisiones cometidas durante el caso.

Aunque la disculpa es un reconocimiento trascendental de que la muerte de Lesvy no fue suicidio, fue feminicidio y de la mala actuación de las autoridades capitalinas en el caso, la disculpa es un hecho que NO debió ocurrir.

Así lo dijo Araceli Osorio, activista y defensora de los derechos de las mujeres, quien nos recordó una vez más que las mujeres tenemos derecho a vivir libres y seguras, que no deberíamos ir a clases de defensa personal antes de ir a casa, Los caminos deben ser seguros y libres para las mujeres “y deberíamos pasar por un helado” sin miedos y sin temores.

Acompañamos a Aracelí a recibir la disculpa pública, junto con cientos de mujeres, que gritaron ¡Ni una menos! Te dejamos la galería de fotos.

Deja un comentario