LA BRUJERÍA TAMBIÉN ES TECNOLOGÍA

Tatiana Avendaño es una joven colombiana que piensa las artes vivas como una táctica de resistencia y de agenciamiento de la ética, la estética y la política. Interesada en la cultura libre, el trabajo colaborativo, la investigación y experimentación social de la tecnología.

Esta filósofa, geek y bruja, ha centrado su investigación en la política contemporánea, los movimientos sociales y las nuevas tecnologías. Está interesada en la cultura libre, la investigación y experimentación con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Se ha dedicado a la gestión y producción cultural en colectivo desde el uso estratégico de los medios de comunicación.

Tatiana ha desarrollado su trabajo desde el pensamiento trans hacker feminista que toma como punto de partida el supuesto de que el colonialismo ha invadido el ámbito digital y de las tecnologías. En Luchadoras platicamos con ella y es así que propone regresar al conocimiento ancestral de la brujería; a los cristales, las hierbas, los amuletos y las pócimas, que son en realidad tecnologías y aplicarlo al ámbito digital.

Crédito, Anarchagland

Muchos de los conocimientos de cómo devenir Planta, Bruja, Máquina están plasmados en una publicación autogestiva que reúne los textos de Klau Kinki, Aniara Rodado y Quimera Rosa y  las experiencias en primera persona de muchas redes y alianzas, en dónde nos explica que el único criterio para hacerlo es recuperar la posesión del propio cuerpo.

Aquí te dejamos 3 ideas que Tatiana compartió con nosotras:

1. LA BRUJERÍA ES TECNOLOGÍA

“La brujería al igual que la tecnología son herramientas y canales”. Actualmente tenemos los softwares, los códigos, el cifrado, los filtros, las redes virtuales privadas (VPN) y los protocolos de transferencia de hipertextos seguros (https) que como “los cristales, las plantas, los conjuros, los círculos y los encantamientos, nos sirven para llegar a otro estado, a otro plano”.

Signe Pierce, Big sister is watching you

2. LA TECNOLOGÍA ES UN MEDIO, NO UN FIN ÚLTIMO

“La tecnología es un medio no un fin último, ni lo que domina la vida o nos hace mejores”.

Es cierto que la tecnología ha avanzado a paso acelerado, hemos incorporado múltiples dispositivos que potencian y favorecen nuestras capacidades pero tengamos cuidado. “Hay que entender la tecnología es una herramienta”, hagamos uso de esta como tal.  Con un simple clic podemos abrir portales, conjurar y conectarnos. Es cierto que esta posición no descarta la posibilidad de caer en un uso dependiente a la tecnología, usemos nuestros hechizos con precaución.

via GIPHY

3. ES NECESARIO RECUPERAR LAS HERRAMIENTAS DE Y PARA LAS MUJERES

Cuando tenemos la tecnología digital a nuestro alcance aprendamos y hagámosla nuestra. Para las ancestras, las brujas; “sus conocimientos eran valorados y respetados, pero fueron desacreditadas. Se les asoció con la idea de que un ser malévolo les otorgaba estos poderes”. Las brujas eran una amenaza que atentaba contra los poderes políticos.  Es importante que “recuperemos los saberes y las tecnologías de las mujeres, que nos hace más poderosas, más fuertes. Recobrar estos conocimientos ancestrales implica tomar nuestro propio wifi, nuestra propia antena, nos ayuda a construir otros mundos en los que queremos vivir”.  

via GIPHY

La tecnología digital puede volverse nuestra aliada. Así como en la antigüedad las brujas tenían conocimientos con los que desarrollaron labores de curanderas, parteras, adivinas y protectoras, en la actualidad las mujeres de ciencia y tecnología hacen importantes aportes al proceso de creación de conocimientos, las hackers, las programadoras, las ingenieras, las brujas ciberfeministas.  

¡Tomemos nuestras herramientas digitales y vamos a conjurar!

Ixchel Aguirre

Historiadora en proceso de desconstrucción. Feminista creyente en la transformación social. Interesada en las identidades, el performance y la performatividad. No creo en los binarismos.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.