DERECHOS REPRODUCTIVOS. AGENDA PARA EL NUEVO GOBIERNO

¿Y tú, tienes la información que necesitas para decidir qué método anticonceptivo usar?, ¿alguna vez te han negado un trabajo por estar embarazada?, ¿qué papel crees que tiene el Estado en tus decisiones al ejercer derechos tan necesarios, tan tuyos como el aborto?

Los derechos reproductivos protegen la decisión libre sobre nuestros cuerpos, de abortar o tomar anticonceptivos; también abarcan la mortalidad materna, violencia obstétrica, la reproducción asistida y la relación entre la vida laboral y reproductiva de las mujeres. Y sí, claro que la violación de estos derechos tiene una relación directa con la desigualdad de género.

La idea de que las mujeres somos vientres no personas, produce más de una violación a los derechos reproductivos y limita nuestras oportunidades. ¿Por qué estar embarazada anularía una opción laboral? La ley no prohíbe los certificados de no embarazo (ingravidez), y por lo tanto se siguen pidiendo en entrevistas laborales. Según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares entre el 2011 y 2016 al 11.8% de las mujeres en México se les pidió este certificado.

Para que las mujeres ejerzamos nuestros derechos reproductivos intervienen tres factores: el acceso a la información, la capacidad de libre decisión y la garantía de que se podrá practicar la decisión tomada. Desde hace 20 años el Grupo de Información de Reproducción Elegida (GIRE) trabaja para que esto sea posible.

¿Por qué son importantes estos derechos?, según el informe “51% Una agenda para la igualdad”, de GIRE, Equis Justicia para las Mujeres y el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir:

  • Porque existen las maternidades forzadas. Sólo en el 8.5% de un total de 28 mil denuncias hechas por mujeres de 15 años o más, se les ofreció anticoncepción de emergencia por violación sexual.
  • Porque las mujeres son criminalizadas por interrumpir embarazos no deseados. En 2017 se crearon 474 averiguaciones previas por el delito de aborto.
  • Porque las mujeres son maltratadas en servicios de salud obstétrica, 33.4% de mujeres reportaron malos tratos, gritos, regaños, retraso de atención, omisión de información de su parto o presión para aceptar un método anticonceptivo e incluso la esterilización, en servicios médicos públicos.
  • Porque a las mujeres se les impide lograr un equilibrio entre su vida laboral y reproductiva. Las licencias de maternidad son de doce semanas pero las de paternidad son de solo cinco días; esto obliga a que el cuidado del bebé recaiga mayormente en la madre.

A un mes de las elecciones federales en México le preguntamos a Isabel Fulda, Coordinadora de investigación de GIRE, las prioridades a exigir al nuevo gobierno en temas de derechos reproductivos:

L: ¿A qué debería dedicarse mayor presupuesto?

GIRE: Más que asignar dinero, asignarlo mejor.

Para GIRE, en México existen recursos y un gran marco normativo, pero ni estos, ni las instituciones funcionan realmente. Asignar mejor estos recursos quiere decir dar más autonomía presupuestal a las instituciones para que en verdad traduzcan recursos en cambios reales para las mujeres.

Un ejemplo es el acceso a métodos anticonceptivos, tener recursos suficientes para proporcionar anticonceptivos no garantiza que serán funcionales para todas ni que tendrán acceso a ellos. En su informe del 2015 sobre derechos reproductivos en México, GIRE muestra que 17 estados no cuentan con intérpretes que proporcionen información y asesoría a mujeres indígenas, lo que contribuye a nulificar su derecho de información y decisión.

Por otra parte, existen casos de imposición anticonceptiva y esterilización forzada que buscan el control natal más que el reconocimiento de derechos. Entre diciembre del 2016 y febrero del 2017 la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió tres recomendaciones por dos implantaciones forzadas de DIU. En 17 estados de México no está penada esta conducta médica.

L: ¿En qué avance no se debe retroceder?

GIRE: El aborto legal, la reducción de la muerte materna en México y el reconocimiento de la violencia obstétrica.

El 24 de abril del 2007 en la Ciudad de México se despenalizó el aborto durante las primeras doce semanas de gestación, el único lugar donde es legal en el país sin importar el motivo por el que la mujer decida llevarlo a cabo. Desde entonces hasta mayo del 2015 se realizaron en Ciudad de México 141,930 abortos legales a mujeres de diferentes estados, principalmente del Estado de México, Morelos, Puebla, Hidalgo, Jalisco, Querétaro, Michoacán, Veracruz y Guanajuato (Informe derechos reproductivos GIRE 2015). Según este informe, en 17 entidades la decisión de interrumpir el embarazo está criminalizada ya que han reformado sus constituciones para proteger la vida desde la concepción.

Por su parte, la violencia obstétrica se refiere a cualquier acción u omisión durante el embarazo que afecte física o psicológicamente a una mujer. Incluye regaños, burlas, insultos, amenazas, humillaciones, manipulación de información, negación de tratamiento, aplazamiento de atención urgente, realización de cesáreas cuando no son necesarias y omisión de información.

En México entre 1990 y 2013 fallecieron 2 mil 186 mujeres por causas obstétricas prevenibles. Para GIRE evitar la violencia obstétrica no se va a lograr con la penalización, se debe cambiar la estructura, incorporar una perspectiva de género y derechos humanos en la formación de doctoras, doctores, enfermeras y enfermeros; erradicar el desabasto de insumos y reducir el número de cesáreas injustificadas.

L: ¿Qué nuevas políticas deberían impulsarse?

GIRE: Políticas que cambien el sector laboral y la seguridad social, normas que no reproduzcan la idea de que exclusivamente  las mujeres deben hacerse cargo de los cuidados. Accesos a seguridad social para quienes trabajan en el sector informal, como las trabajadoras del hogar.

Según la Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo de 2009, las mujeres destinan en promedio 39 horas semanales al trabajo de cuidar a otras personas, sin remuneración económica. Los hombres en cambio realizan este tipo de trabajo menos de 12 horas a la semana.

Por otro lado, la Ley del Seguro Social dicta que solo las mujeres trabajadoras son quienes tienen derecho al acceso a estancias infantiles, los hombres sólo pueden acceder a éstas si son viudos o divorciados con custodia exclusiva y no se han vuelto a casar.

GIRE cree que es en el sector laboral donde se pueden hacer grandes cambios que impacten a las mujeres de formas muy importantes. Propone estancias infantiles a las que puedan acceder hombres, para promover una visión y distribución igualitaria de los cuidados entre los géneros.

Descarga el informe 51% “Una agenda para la igualdad”,  elaborado por GIRE, Equis Justicia para las Mujeres y el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir; que incluyen temas y acciones prioritarias que debe considerar el próximo Presidente para cambiar la realidad de violencia, discriminación y desigualdad que vivimos las mexicanas.

Fernanda Muñoz

Estudiante de periodismo, aficionada a la fotografía, fan de la nece(si)dad de hacer cine documental. Nativa de tierras vecinas donde "siempre hay primavera" y crecen guayabas&bugambilias.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.