19S CONSTRUIR COMUNIDAD Y RECUPERAR LA IDENTIDAD

El pasado miércoles 12 de septiembre me reuní con Francia Gutiérrez Hermosillo del edificio 1C del Multifamiliar Tlalpan e integrante de DUCDMX (Damnificados Unidos de la Ciudad de México). El sismo del 19 de septiembre de 2017 colapsó su edificio. Ella hoy, sigue en pie.

El acercamiento que tuve con Francia fue desde una forma más personal, más íntima, sin dejar de lado la parte colectiva y organizativa que el movimiento de DUCDMX le ha implicado como mujer. No regresé a documentar el #19S desde el trauma o revictimización, nuestra charla partió de enunciar un paso positivo que dio en su vida después del sismo.  

“A pesar de que se ha compartido mucho del proceso de organización y de que algunos medios tratan de buscar la lágrima en el ojo, para decir que ahí está la persona, la prensa amarilla. Estos minutos me han servido para ver hacia el interior de mi. Mi identidad se está reconstruyendo y fortaleciendo.” eso me dijo después de que le preguntara qué le tenía pensando nuestra conversación sobre la posición que decidió tomar ante el #19S.

Las prácticas narrativas colaboran con hacer visibles nuestras resistencias hacia los contextos de injusticia que nos generan dolor. Partimos de que la identidad es un logro colectivo. Así, desde lo personal que es político, historié la resistencia de Francia que se está re-escribiendo desde el edificio 1C del Multifamiliar Tlalpan.  Este documento un tanto poético da vida a esa intención.

Para esbozar este documento poético me acerqué a Francia para tener una conversación de re-autoría, hablamos de un paso positivo significativo que tomó tras el sismo. Ya en casa, escuché, transcribí y leí lo que ella dijó y construí este documento colectivo con sus palabras, sí, el que ella y yo entretejimos juntas.  Gracias por la confianza Francia.

Murales en las tapias alrededor del Multifamiliar Tlalpan pintados por vecinas y vecinos de la Unidad.

Antes del 19S mi trabajo,

organizaciones campesinas,

                            por la soberanía alimentaria,

el maíz, el café.

Caminar con las comunidades, procesos de entrar y salir con mucho respeto

porque pues siempre ajena. Extranjera.

 

19 de septiembre, una vez que se acomoda la conciencia

a la distancia ubico qué perdí el espacio donde nací,

   una etapa de mi vida se estaba rompiendo,

      yo estaba en San Miguel de Allende.

 

El sismo nos iba diciendo,

se te cayó el lugar donde pertenecías inmediatamente,

donde duermes, donde te levantas.

Se me cayó el patrimonio,

se me cayó la herencia,

la identidad.

 

Aquí pasé mi infancia. Corrí en los pasillos del Multi

 

Transformación,

de ubicarme como damnificada, también

ubicándome dentro de la comunidad

un proceso gradual…

 

Puedo imaginar cómo llegué,

a éste parque trasero, ahí, las reuniones de mi edificio,

todos los días, a las dos de la tarde,

hubiera o no hubiera información.

 

Los primeros días era para pasar lista,

  ver qué familia faltaba,

ver si no estaba dentro del edificio.

Ver si se habían encontrado más vidas o no.

 

Ubiqué vecinos de mi edificio

los que vienen de esas generaciones viejas.

Mis abuelos llegaron en el 57 a esta Unidad, recibieron esperanza de vida,

una vida moderna.

En el 57 todo esto estaba rodeado de establos.

Mi mamá llegó aquí de 2 años.

Aquí, se casaron mis papás. Fiesta en la planta baja del edificio,

nosotros como niños, hicimos mucha vida en esta iglesia.

 

Tuvimos que movernos,

la familia,  

en 38 metros cuadrados,

ya no cabía.

Pero siempre,

        como un integrante de la familia: el Multi.

 

Estaban sacando a una vecina,

no sabía si estaba con vida o no,

me enteré que el edificio era el mío,

la vecina, la de a un lado de nuestro departamento.

Carmen,

Carmen Cerón.

 

No me podía permitir vivir mi realidad a la distancia

y enterarme a cuenta gotas.

 

Me fui del Multi a los diez años,

Tengo 37.

Entonces, saltos en el tiempo…

 

Ir perteneciendo al espacio, a la comunidad,

sin idealizarla…

 

Sentirme parte de la comunidad,

renunciara a mi trabajo de la defensa del campo y de la soberanía alimentaria.

Fue un paso positivo,

pero difícil de asimilar.

 

Recuperar el arraigo,

la identidad,

cada vez que pasaba por Tlalpan, a la altura del Multifamiliar,

veía el edificio,

era como saludarme a mi misma.

 

Después del 19 de septiembre,

pasaron como cuatro días…

ver el edificio de frente,

una imagen completamente diferente.

 

Y después,   

              el duelo.

este edificio,

un cadáver.  

 

En diciembre              una ceremonia,

       para despedirnos del edificio

pedíamos que nos dejaran seguir buscando.

 

Trato indigno a las demoliciones,

escombrando abajo…

a ver si encontrabas alguna piedra

que te recordara a tu suelo, tu techo,

algo.

 

Un policía encontró unas fotografías

     eran las fotos de boda de mis papás.

 

Seguían formándose los eslabones de identidad

seguimos acostumbrándonos a ese cadáver,

hasta febrero

la  demolición.

 

Una identidad reconstruida a partir de los escombros

para mí era un baúl de los tesoros,

    los muebles de los abuelos, nuestras fotografías, los juguetes.

 

Autoreconocimiento

los últimos diez años trabajando con las comunidades

encontrar algún reflejo de mi.

Ahora, reconocer algún vecino de la infancia

y vernos ya viejos.

Una pieza del rompecabezas,

ese reconocimiento,       

esta lucha

sí es por el tema macro de la política pública,

     de la reconstrucción antineoliberal.

 

También, una lucha familiar

y una lucha individual

éste no puede ser el final de la historia

del único espacio al que pude haber pertenecido.

 

Encontrarme entre tanta gente que desconozco,

de los que habitan ahora el Multifamiliar,

                                      vecinos,

emergencia,

asambleas y juntas

 nos estamos conociendo.

 

el sismo me convocó

no me puedo ir hasta que la comunidad vuelva a estar levantada.

 

Nosotros como edificio 1C         un proceso desde el duelo

nos fuimos integrando a las asambleas generales poco a poco

estábamos aislados

entender que hay enojo

hay duelo

una pérdida.

 

Empezar a asimilarnos como damnificados,

empezar a pelear por nuestra reconstrucción,

por nuestra vivienda, por nuestro patrimonio.

 

Ya no pude bajar la intensidad…

en noviembre pusimos la ofrenda

a partir de ahí, era ya una especie de portavoz del edificio

y después, un poco más,

del resto de los edificios.

 

Se me movió todo.

Lo que creía traía armado de estructura corporal,

individual,

la vida cotidiana,

las relaciones de pareja,

todo eso pasaba a una quinta dimensión.

 

Me empecé a construir

como una persona colectiva

fue creándose mi fuerza como damnificada

me entregué demasiado a la comunidad

 

Y de pasar a tener identidad, dejé de tener cuerpo.

ya era más difusa,    

ya era la voz de la asamblea o la voz del edificio.

Entonces… autoexigencia

 

¿Y yo?

no digo regresar a mi vida,

lo que hice fue insertar mi vida previa al 19 de septiembre a lo que ahora soy…

No tengo nada que recuperar porque ahora soy ésta.

 

Veo una imagen muy tangible,

un proceso de asamblea que continúe,

de fondo… estos edificios reforzados

y éste edificio

el 1C

reconstruido.

Espero que la comunidad tenga la capacidad de ver,

enfrentar

y responder

A poderes fácticos, a hegemonías

al crimen organizado.

 

En un futuro cercano,

bajar la intensidad

desprendimiento

ir soltando, e ir generando, otra vez,

una silueta específica.

El desprendimiento

en el horizonte

 

es insostenible este  ritmo…

lo que para muchos es un año,

para nosotros son 365 días,

la decantación

de los resultados

La recuperación del patrimonio

cruza por procesos organizativos

intersecciones

con otras comunidades

con otras defensas

 

Muchas vecinas están porque se refuerce su edificio,

o

por reconstruir

o

tener estudios con grietas y determinaciones

después de eso sí

empezar a tejer tu nueva vida

 

Estoy

como en un

l o o p,

 

espero que después de alcanzar

la reconstrucción,

el ciclo no sea circular

sino más

L

              I

N

E

A

L

 

   

Pa’ arriba   o

 

pa’

A

B

A

J

O

 

      salir

de éste

         sin             fin

 

Ir bajando la intensidad,

tendría que equivaler

a que estos acuerdos se pueden sostener,

 

pasar del papel

a la obra

 

después,

acompañar el proceso del resto de los damnificados

para que regresen a su certeza

 

Y sí,

nuestra ruta

es política,

estamos haciendo política,

 

asimilar que no nos está atendiendo el Estado

 

es política.

 

Dirán que siempre voy a estar ahí,

que soy incansable,

aunque de verdad sí me canso…

 

nosotros lo estamos viviendo

y nos estamos cansando antes de llegar al año

 

Mi manera de habitar la ciudad,

mi manera de ver el espacio

es diferente a partir de ahora.

También mi manera de percibir a las organizaciones sociales,

repensar mi actividad futura

de sí puedo defender el maíz,

porque el maíz no se queja, pues.

las comunidades pertenecientes al maíz

necesitarían de mi otra lectura

que es la que estoy teniendo ahora.

 

La autoexigencia,

la autocrítica

de lo que fui antes

va a impactar en lo que siga.

 

La conciencia colectiva

ahora la aplico en esta identidad

 

que se está

  reconstruyendo

que se está

fortaleciendo.

           

 

Escucha la conversación completa:

Aquí archivo de audio:  A_memorial19s_Francia_Conversacion_Narrativa

 

Poner imágenes en miniatura para que al picar se expandan:

 

F_Francia_Multitlalpan_baja

F_19S_MultiTlalpan

F_19S_Multitlalpan_08

F_19S_Estudiantes

F_19S_Multitlalpan_05

F_19S_Multitlalpan_06

F_19S_Multitlalpan_03

 

Eve Alcalá

Quería ser bruja de niña y sigue practicando. Cree que la historia de las mujeres y otros cuerpos en peligro tiene que ser revisitada y reescrita para vivir un mundo más habitable; adicta a dinamitar la idea del género binario. Es practicante narrativa, artivista, collagera, es muchas y nunca la misma. Viene a mirar el mundo de nuevo, con más preguntas que respuestas; segura de que el camino es tejer en colectivo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Inglés | Español