CINCO REMEDIOS ALIADOS EN LA GINECOLOGÍA NATURAL

La ginecología natural es una apuesta por la recuperación corporal y el autoconocimiento, alejada de las visiones médicas tradicionalistas agrupa remedios herbolarios comprobados como sustituto de medicamentos químicos para el alivio sintomático, mismos que tienen uso preventivo y de acompañamiento durante los procesos del ciclo menstrual.

Esos conocimientos son libres de uso y de ser compartidos, aquí presento algunas remedios que pueden acompañarnos en nuestros ciclos, Para su preparación es importante proveernos de nuestras plantas medicinales en lugares higiénicos u orgánicos. Pensemos en emplearlas con respeto desde el primer contacto, además de limpiarlas física y energéticamente antes de consumirlas, siempre con la consciencia de que nuestro cuerpo absorberá sus activos para nutrirlo y sanarlo.

Apunto también que los procesos suceden con diferente intensidad en cada mujer, por ello la importancia del autoconocimiento para entender e identificar nuestros síntomas y proceder a atendernos con responsabilidad.

CÚRCUMA: FASE PREMENSTRUAL

Pamela Ballesteros

En la etapa premenstrual notamos que nuestra energía decrementa al tiempo que nuestras emociones se intensifican por la disminución de estrógenos, físicamente nuestro cuerpo se prepara para liberar el óvulo no fecundado. Este decremento hormonal se refleja en malestares emocionales comunes como cambios de humor, irritabilidad, ansiedad y sensibilidad.

La cúrcuma es una especia nativa de la India y es base de la medicina aryurvédica. La raíz forma parte de los fitoestrógenos: plantas que imitan o modulan la actividad del estrógeno corporal, es decir, es una aliada para elevar o equilibrar los niveles de esta hormona ausente en la premenstruación, propiedad que la convierte en un antidepresivo natural.

Preparación: En raíz se prepara en tizana o en agua de uso. En polvo se ve como leche dorada:

  • Calentar agua a fuego medio. Mezclar media cucharada de cúrcuma molida más una pizca o varita de canela hasta tener una masa espesa.
  • Calentar leche a fuego medio y agregar media cucharada de la mezcla anterior. Endulzar con miel al gusto.

Consumo: Una taza diaria diez días antes del período menstrual.

Recomendación: Como especia, podemos usar la cúrcuma en polvo en alimentos como caldos, sopas o aderezo en ensaladas.

HOJAS DE FRAMBUESO: POST ABORTO

Pamela Ballesteros

Posterior a un aborto espontáneo o inducido el útero permanece en estado vulnerable que necesita descanso, nutrición y contención.

El frambueso es un arbusto de hojas suaves y frescas conocidas por sus beneficios en la salud femenina, especialmente como estimulantes y tonificantes de útero. Su consumo evita espasmos y relaja al útero después de las contracciones experimentadas durante el aborto, al tiempo que repara y limpia las paredes uterinas.

Como regulador hormonal ayuda al útero a recuperar su condición para que los siguientes periodos menstruales sucedan con normalidad. Por otro lado, las hojas poseen alto contenido de hierro que permite recuperar este mineral perdido durante el sangrado.

Preparación:

  • Hervir agua y apagar el fuego.
  • Añadir una cucharada de hojas secas, dejar reposar por 3 minutos y colar.

Consumo: Tres tazas diarias por dos semanas. Se puede repetir la dosis durante tres meses.

Recomendación: Consumir hojas totalmente secas para evitar intoxicación. Colar bien la infusión, las hojas de frambueso son especialmente espinosas.

SÁBILA: HUMECTANTE

Pamela Ballesteros

La planta de sábila o aloe vera es conocida por sus beneficios humectantes. De la misma manera que activa sus propiedades a nivel cutáneo, la sábila actúa de forma suave dentro del ecosistema vaginal manteniéndolo hidratado.

Su aplicación puede ser externa, untando la pulpa en áreas de la vulva que presenten comezón, ardor o resequedad, es además un lubricante natural que no altera nuestro pH. Internamente se coloca como óvulo para refrescar, desinflamar y cicatrizar en caso de heridas por infección vaginal.

Preparación:

  • Sumergir en agua la penca durante un minuto para retirar restos de yodo y tierra.
  • Cortar las espinas y pelar la penca por ambos lados.
  • Retirar la pulpa transparente, enrollarla a manera de óvulo e introducirlo con cuidado en el canal vaginal.

Aplicación: De uso nocturno durante tres noches seguidas, el calor del cuerpo absorberá la pulpa en la mucosa vaginal. Para uso externo no hay contraindicaciones, puede untarse al presentar cualquier molestia.

Recomendación: Utilizar pencas carnosas y asegurarse de no tener reacción alérgica probando la pulpa previamente en la piel. Se puede usar como lubricante antes de colocarse la copa menstrual.

SALVIA: VAPORIZACIONES

Pamela Ballesteros

Las vaporizaciones son un ejercicio casero que tiene su origen en prácticas mayas. Sus múltiples funciones van desde ser un ritual de limpieza uterina —ya que desprende toxinas y restos de endometrio— hasta tratamiento para infecciones vaginales y urinarias, sanando fisuras o heridas internas. Además, el calor tonifica el útero y equilibra el frío interno post parto.

Por su parte, la salvia es considerada una de las principales hierbas aliadas de las mujeres. Desde su nombre (del latín salvus: salvar y salveo: curar) posee una condición ritual como limpiadora energética y terapéutica. En vaporización es auxiliar para una limpieza armónica, dando efecto tónico y buen aroma genital. Es también fitoestrogénica: reguladora de desórdenes hormonales.

Preparación:

  • Hervir agua y apagar el fuego. Agregar dos puñitos de salvia seca.
  • Dejar infusionar de 3 a 5 minutos.
  • Vaciar la infusión al contenedor que vamos a utilizar (evitar el plástico). Probar que la temperatura sea placentera para el cuerpo.

Aplicación:

  • Sentarse a una altura que permita que el vapor entre por nuestro canal vaginal, permanecer de 15 a 20 minutos.
  • Cubrirnos con toalla o cobija para evitar enfriamientos.

Recomendación: Evitar exponerse a corrientes de aire después de una vaporización. No hacer baños vaginales durante la menstruación. La salvia sólo es una opción del gran número de plantas medicinales que pueden usarse para hacerse baños, la elección es libre.

SAL + MIEL: SUERO CASERO

Pamela Ballesteros

Durante nuestros días de sangrado perdemos minerales, nuestro cuerpo requiere nutrirse, hidratarse y mineralizarse en seguida de finalizar cada menstruación.

Una propuesta es consumir suero casero a base de sal de grano orgánica —uno de los mayores concentrados de minerales naturales que actúa como electrolito— y miel, energizante natural.  

Preparación: Mezclar al gusto sal orgánica y miel en un vaso de agua.

Consumo: Un vaso diario después de finalizar la fase menstrual.

Recomendación: El romero es otro energizante natural que se puede consumir como sustituto del suero.

Pamela Ballesteros

Pamela Ballesteros (Ciudad de México, 1990) es editora de profesión. Desde hace dos años se ha involucrado en el aprendizaje y aplicación de la herbolaria tradicional enfocada, sobre todo, al alivio femenino. Así también, ha trabajado la sanación de útero en la medicina del temazcal y formado círculos de mujeres en la Ciudad de México, actualmente, imparte talleres de ginecología natural.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Inglés | Español