Las atletas mexicanas se han abierto paso en el medallero de los Juegos Olímpicos, demuestran su arduo entrenamiento y constante disciplina llenando de inspiración a quienes las vemos triunfar.