ALGORITMO MACHISTA 2.0 LESBIANAS EN GOOGLE

¿Sabías que cuando escribes la palabra “lesbianas” en Google tienen que pasar seis páginas de videos porno antes de que aparezca un contenido sobre derechos lésbicos?

Tal vez sea la glorificación de la sociedad del pene y la masculinidad la que hace que las personas perpetúen incluso de manera digital estereotipos que, por un lado hipersexualizan a las identidades de género y por otro rechazan los actos e identidades que no concuerden con la idea de “buenas lesbianas”. Es decir, las que se crean desde la aceptación de la mirada masculina y que invita o “desea” ser vista. Es quizá por eso que socialmente el ser lesbiana se acepta solo cuando sigue las normas de la sexualidad heteronormada y capitalista, como en la pornografía.

Anteriormente, en el artículo Algoritmos Machistas de Google ¿quiénes son los responsables? abordé cómo los resultados priorizados del buscador de Google son un reflejo de la sociedad actual donde impera la violencia machista, racista y los clichés discriminatorios, pero en el caso de las lesbianas la violencia es diferente. Para empezar, la palabra se mantiene invisible en la función de autocompletar. Es decir, aunque pueden existir contenidos en Internet, no aparecen en la búsqueda rápida. La invisibilización que hace Google de la palabra lesbiana es mucho más que una “falla algorítmica” para quienes formamos parte de esta comunidad. No pasa lo mismo cuando buscamos palabras como homosexuales, asexuales, intersexuales, queers, transgéneros y travestis, que sí arrojan resultados rápidos.

¿Y qué pasa en inglés?, aunque Google también mantiene la palabra lesbians oculta, al presionar enter los contenidos son distintos, lo que predomina es información sobre sexualidad y salud sexual. Esto no quiere decir que no haya páginas porno, claro que las hay pero no se encuentran entre las primeras opciones. ¿Por qué en Latinoamérica sí?

De acuerdo con los lineamientos de Google, algunas palabras se consideran inapropiadas y entran en la lista negra del autocompletado. Las palabras lesbiana(s), bisexual(es) y transexual(es), así como muchas más forman parte de esta lista. Se trata de una lista de más de mil 400 palabras publicada por la revista Hacker 2600.

Google alega que las palabras son elegidas por un algoritmo automatizado digitalmente y no por editores humanos. En el foro de ayuda de Google encontré una respuesta interesante a la siguiente pregunta; ¿Por qué no se muestran resultados instantáneos para una consulta determinada, como lesbiana? La respuesta de acuerdo a El/La empleada “Kelly F” fue la siguiente:

Los algoritmos que usamos para eliminar una predicción de autocompletar consideran una variedad de factores. Entre otras cosas, excluimos las predicciones para consultas cuando la consulta en sí parece ser pornográfica, violenta u relacionadas al odio. Nuestros algoritmos no solo analizan palabras específicas, sino también consultas compuestas basadas en esas palabras y en todos los idiomas.

Por lo tanto, si los resultados de una consulta en particular automáticamente parecen pornográficos, violentos o incitan al odio, los algoritmos bloquean la palabra del autocompletar, incluso cuando la consulta en sí no viola las políticas de Google.

via GIPHY

 

Se preguntarán ¿cómo se define qué palabras irán a la lista de rechazadas?, ¿de qué depende? Es sencillo, la plataforma de Google tiene memoria, lee datos recopilados a lo largo de los años de las búsquedas de las y los usuarias prediciendo qué frases son más probables que sean escritas.  En el caso de las lesbianas pareciera que los contenidos más buscados a lo largo del tiempo han sido de índole pornográfico, y eso está influyendo en cómo Google clasifica las búsquedas entorno a esa palabra.

Dirán ¿por qué no filtrar las salidas pornográficas de los primeros resultados del buscador? La respuesta, Google perdería millones. Si analizamos la encuesta que Sinembargo MX y TICBEAT publicaron en el 2015 basándose en las estadísticas del sitio Pornhub, “México ocupa el décimo lugar, mientras que el contenido más popular a nivel mundial es Lesbianas”.

La pornografía es un gigante en el mundo capitalista. De acuerdo con la iconografía de Online MBA, cada segundo 38 mil 258 internautas gastan 3 millones 75 mil 64 dólares en porno. Google lo sabe y por más que pretenda esconderlo con la función de autocompletar, lo cierto es que el contenido de las primeras posiciones del buscador es “de” lesbianas y no “para” lesbianas.

Mantener oculta la palabra sólo encubre una indignante realidad. No solo perjudica una de las reivindicaciones centrales del movimiento lésbico feminista; la visibilidad. También el sesgo informático afecta el acceso que como mujeres lesbianas tenemos a conocer nuestros derechos. La falta de información para lesbianas sí es un problema que nos concierne, imagina que quieres consultar sobre salud sexual, qué juguetes usar, cómo protegerte, etc, escribes “Lesbianas…sexo, masturbación, juguetes etc”, pues la información que buscabas no apareció.

Imagina ahora que eres una adolescente y te gustan las chicas, te preguntas ¿soy lesbiana?, entras a Google y escribes “Lesbianas”, para obtener un contenido general del tema y allí está el problema, la información que obtendrás serán páginas y más páginas de pornografía. ¿Cómo este hecho va a impactar la posibilidad de abrazar plenamente tu sexualidad en libertad y libre de estereotipos? Basta de aceptar estos falso discursos diseñados por y para una mirada enteramente patriarcal ¡Exijamos el contenido que queremos y merecemos!

Sí, el algoritmo existe y es machista. Pero, ¿cómo podemos luchar contra éste? Siendo realistas Google no hará cambios a nuestro favor. Por lo tanto depende de nosotras hallar las fisuras para hacernos visibles y contraatacar con la información hecha por y para nosotras. Y para que veas que sí existe información chida sobre lesbianas en Internet, te recomendamos estos 5 proyectos:

  1. Radio Humedales: Es una radio online que cuenta con distintos programas como; Las Malas Lenguas donde se habla de política, Torta Amor, Matinal feminista y Lesbiano en el cual se habla de eventos feministas, de salud, trabajo y ¡lectura del tarot!, también está Mujeres con Memoria para difundir el pensamiento y obra de destacadas creadoras, investigadoras y gestoras culturales de las artes visuales. El contenido es diverso hay programa músical, historias contadas por niñas y el clásico programa de noticias, con enfoque lesbicó feminista.
  2. Devermut: Inició como un canal de youtube creado por la pareja Sara y Marta que con humor buscan luchar por visibilidad lésbica. Tratan temas que van desde ¿Cómo realizar una denuncia homófoba?, Juguetes sexuales, Sexo entre mujeres, La maternidad lésbica, y mucho más. En instagram también tienen muy buen contenido y los martes hacen encuestas sobre el ligue, prácticas sexuales, la depilación, etc.
  3. El Clóset de Sor Juana: Es una asociación civil feminista que busca promover la defensa de los derechos de las mujeres (lesbianas, bisexuales y transexuales). En el blog hay información súper útil relacionada a la salud sexual y la defensa de los derechos lésbicos, trans y bi. En Facebook publican eventos como el Cine Debate.
  4. Guías de salud sexual para lesbianas: Guía de salud sexual para mujeres que tienen sexo con mujeres, Salud de Lesbianas mitos y realidades y Guía de Salud sexual para mujeres lesbianas y bisexuales.
  5. Lesbianas who Tech: Iniciativa que busca conectar, crear nexos y espacios para las lesbianas a partir de la tecnología. El 22 de septiembre se realizó el primer encuentro en México y se planea uno para abril.

Ante una agresión, una respuesta. Ante la intimidación, la organización. Si el patriarcado nos quiere  borrar, hagamos proyectos, contemos relatos, creemos talleras, hablemos y hagámonos visibles. ¡Las lesbianas existimos y resistimos!

Ixchel Aguirre

Historiadora en proceso de desconstrucción. Feminista creyente en la transformación social. Interesada en las identidades, el performance y la performatividad. No creo en los binarismos.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Inglés | Español