Desde que nos levantamos por la mañana, sabíamos que sería histórico. El día de hoy mujeres de toda la ciudad e incluso de diferentes regiones de México nos dimos cita en el monumento a la Revolución para marchar juntas, para demostrar que no tenemos miedo y que la rabia nos reúne, pero también la ternura, el cariño y el cuidado de nuestras amigas.

En México 10 mujeres al día son víctimas de feminicidio y las mujeres mexicanas no podían permanecer indiferentes ante esta situación, por primera vez en muchos años caminamos juntas entre colores verde y morado sin importar la raza ni la clase social, todas gritaban ¡Ni Una Más!, todas gritaban ¡Fuimos Todas!

La marcha del 8 de marzo para conmemorar el Día Internacional de la Mujer siempre ha sido muy concurrida pero este 2020 sin duda fue histórica, la corrupción, la impunidad y la indiferencia de un gobierno que ha demostrado que no le importan las mujeres de este país logró congregar a miles de mujeres en las calles del centro de la Ciudad de México, en zonas de la periferia como Ciudad Neza y Ecatepec y de muchos estados de la República como Zacatecas, Morelos, Puebla y más.

Hoy hicimos historia, pero lo más importante es que la estamos escribiendo como nosotras queremos, con nuestras reglas, con nuestros mensajes, con nuestras representaciones, hoy mostramos al mundo que las mujeres somos diversas, que somos sujetas de derechos y que no estamos dispuestas a quedarnos mirando mientras el tiempo pasa y nosotras seguimos enfrentando situaciones de violencia y desigualdad.

Este domingo marchamos juntas, con nuestras amigas, primas, sobrinas, madres, abuelas, compañeras de escuela y de lucha, hoy nos cuidamos todas desde el cariño, desde la empatía y les mostramos a muchas recién llegadas que las estábamos esperando que aquí estamos para acompañarlas que no están solas y que nosotras, sus hermanas, siempre les creeremos.

Deja un comentario