En marzo de 2018 las zapatistas nos volvieron a recordar que las mujeres no conocemos la derrota, resistimos, nos movemos y luchamos por cambiar nuestros mundos, no sólo para nosotras, si no para todas.

El Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan fue un espacio de reconocimiento a todas las luchas de las mujeres, las que no detienen su caminar, defienden su identidad, su territorio, su cuerpo, la vida, las que reclaman “nunca más un mundo sin nosotras”

De las zapatistas seguiremos aprendiendo nuevas formas de organizar y resistir, ellas dibujaron un nuevo amanecer para nosotras, en donde nos encontramos las mujeres guerreras, valientes, fuertes. Porque todas las luchas son válidas y necesarias.

¡Nadie nos podrá callar, porque hemos aprendido a gritar!

Deja un comentario