#SANAR NUESTROS SISMOS

Los sismos que sacudieron a México el pasado mes de septiembre dejando afectaciones en varias entidades del país, nos enfrentaron a nuestros miedos y confrontaron al desastre, pero sobre todo nos recordaron que aunque somos vulnerables, tenemos la capacidad de reconstruirnos.

En Luchadoras creemos que los sismos no  se reducen al movimiento de la tierra, porque si nos referimos a un momento que te quiebra, te mueve las entrañas o te parte emocionalmente,  un sismo puede ser cualquier momento de crisis: un accidente,  un momento de duda, una decisión sobre tu cuerpo, o la separación de una persona a la que amamos. 

Momentos que nos dejan huella o cicatriz y que nos obligan a #Sanar, a detenernos escuchar el cuerpo, las emociones y encontrar los espacios y momentos para comenzar a reconstruirnos. 

Reiniciarnos después de esos momentos no es sencillo y en muchas ocasiones la urgencia por volver a la “normalidad” nos hace olvidar la parte emocional, sentirnos culpables por no reaccionar a la velocidad de otras personas, o no sentir lo que “deberíamos sentir”.

El mismo acontecimiento, no significa lo mismo para cada persona, los cuerpos son únicos y por ello las emociones también, consultamos las herramientas de intervención en crisis de iniciativas y Universidades nacionales e internaciones para saber que nos recomiendan para enfrentar una crisis.

Cada quien enfrenta su propio temblor, cuando esto ocurra, escucha tu cuerpo, detente el tiempo que te sea necesario y levántate de nuevo a tus tiempos. 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Inglés | Español