ENTRE NOSOTRAS: CONTAR NUESTRAS HISTORIAS PARA SANAR

Después del terremoto encontrar el ritmo y regresar a la rutina resultó difícil. Entender lo que vivimos no parecía del todo claro, comenzar el día no era fácil. La tierra se sacudió. Nuestras emociones, pensamientos, y todo nuestro cuerpo se removió junto con ella.

Regresar a la cotidianidad era avasallador, ir a los ritmos de un sistema político, económico y social que no prioriza la vida no parecía correcto; algo incomodaba nuestros cuerpos, algunas, no sabíamos cómo nombrar ese sismo que cada una traía dentro.

Entre Nosotras, representó un espacio seguro de encuentro entre mujeres. Ahí compartimos nuestras experiencias durante y después del terremoto. A través de la palabra compartimos nuestras historias, nos encontramos en la vulnerabilidad, eso compartimos todas.

Fue en este espacio en donde mi cuerpo sanó escuchándome a mí, y a las otras. El dolor, la rabia, la incertidumbre, la culpa, y todas las emociones que se removieron tras el sismo encontraron su ritmo; nuestros cuerpos hallaron la forma de comprenderlas, abrazarlas, y navegarlas.

Entre Nosotras permitió validar nuestras historias,  relatos,  sentires, y a través de la palabra y la escucha, darse cuenta de que todas hicimos algo desde nuestras distintas fortalezas. Unas organizamos, otras comunicamos, otras cuidamos, otras nos autocuidamos.

En este espacio volvimos a respirar, celebramos nuestras vidas, expresamos y validamos nuestro cansancio,  miedo e  indignación ante el desprecio de la vida. Respetamos nuestros propios tiempos para generar los movimientos que a nosotras nos dieran más fortaleza y dignidad. Le dimos un lugar a nuestra vida.

Así fue como en este espacio descubrimos las distintas resistencias de todas, accionamos desde nuestros saberes, escuchamos el cuerpo, trabajamos desde  y para él. Supimos de la importancia de las relaciones de autocuidado, y sobre todo priorizamos la lucha por la vida, una vida digna. Nos supimos vulnerables y fuertes, entre todas, construimos un lugar amoroso, resonante y sobre todo “apapachador”.

Entre Nosotras acciona desde la palabra y la escucha. Les compartimos este documento poético que responde al por qué era importante para nosotras estar reunidas en ese espacio, pensándonos, compartiéndonos y sintiéndonos después del sismo.  Pues historiar nuestras resistencias colectivas hacia los contextos de injusticia y violencia hacia nuestras vidas nos permite reforzar la idea de que lo personal es político. Este documento poético  le da vida a esa intención.

¿Por qué es importante para nosotras venir aquí hoy?

Luego del terremoto…

No estar sola

Reencontrarnos,

Darme una pausa,

Parar,

Alimentarme,

Es un acto de cuidado.

Ver el empuje,

La gente me ha salvado.

 

Queremos renacer,

Estar juntas.

Hacer universos

Cada una significa uno, tan grande y extenso

Echar raíces

Voltearme a ver.

Eve Alcalá

Quería ser bruja de niña y sigue practicando. Cree que la historia de las mujeres y otros cuerpos en peligro tiene que ser revisitada y reescrita para vivir un mundo más habitable; adicta a dinamitar la idea del género binario. Es practicante narrativa, artivista, collagera, es muchas y nunca la misma. Viene a mirar el mundo de nuevo, con más preguntas que respuestas; segura de que el camino es tejer en colectivo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Inglés | Español