CIRCE LÓPEZ: CRIMINALIZADA POR DEFENDER LA DIGNIDAD

Circe López es una activista y defensora que busca crear espacios y alternativas para que las mujeres puedan defenderse de la violencia, especialmente aquellas que vienen de contextos adversos o con opciones limitadas. Actualmente su trabajo por defender de la dignidad se ve amenazado, luego de que el ex académico, Boris González, la acusara de “ataques al honor”, y por ello fuera vinculada a proceso.

Originaria de la Ciudad de México y psicóloga por la Universidad Nacional Autónoma de México, Circe lleva más de 15 años viviendo en Morelia, Michoacán. Es fundadora de la organización Humanas Sin Violencia, desde la cual comenzó a luchar por la defensa de las mujeres que enfrentan violencia y acompaña a familiares de víctimas de feminicidio.

Defender y acompañar a las mujeres michoacanas en uno de los dolores más profundos que pueden enfrentar: perder a una hija, hermana o madre, la llevó a recibir distintos reconocimientos. En el 2016, el Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México le otorgó la medalla Omécihuatl y en 2017 recibió la presea Eréndira del gobierno de Michoacán por su trayectoria en la protección de los Derechos Humanos de las Mujeres en Michoacán.  

El pasado 8 de febrero de 2018 fue citada en la Sala de Oralidad No. 7 del estado de Michoacán, a cargo del Juez Ariel Montoya Romero, como posible imputada por el delito de ataques al honor contra Boris González, ex académico de la Facultad de Psicología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; uno de los investigadores encargados, en un principio, de analizar la viabilidad de la Alerta de Violencia de Género en el estado de Michoacán.

Circe se ha dedicado los últimos años a investigar y actuar sobre la violencia de género que se desató en Michoacán a partir de la guerra contra el narcotráfico del ex Presidente Felipe Calderón. Para ella ”en Michoacán la violencia contra las mujeres tiene que ver con la ingobernabilidad y la falta de visibilidad de la gravedad del problema”  dijo a Luchadoras en 2016 en su visita a nuestro programa en Rompeviento TV.

De acuerdo con la información que tenía Circe y que hizo pública en enero de 2015, Boris González había sido  denunciado por acoso sexual durante su labor como docente. Para la defensora, era claro que  su participación en el equipo multidisciplinario de trabajo al que Boris se había integrado en ese momento, vulneraba toda la credibilidad para la investigación sobre la violencia contra las mujeres en la entidad.

A partir del señalamiento, el exacadémico comenzó una persecución contra Circe López.

De acuerdo con la Coordinación de Feministas de Michoacán en la primera queja presentada contra Boris González en 2013 en la UMSNH, una joven describe las humillaciones, manipulación y situaciones de acoso que enfrentó, tras lo cual su agresor dejó de impartir clases en la Facultad de Psicología. Por otra parte, en 2015, una mujer que laboró como facilitadora en la estrategia de “Reeducación para las víctimas y agresores de violencia de pareja” de la Secretaría de Salud del Estado de Michoacán, también narró que enfrentó manipulación, acoso sexual y temor de perder su trabajo sino accedía a indicaciones y propuestas de maquillar la información.

Después la reunión en la que Circe hizo públicas las denuncias, el exacadémico renunció al grupo multidisciplinario para atender la solicitud de Alerta de Género para el estado de Michoacán. Tiempo después presentó una demanda contra Circe por “Ataques al honor” y pidió una reparación del daño de un millón de pesos, denunciando que por esta situación perdió proyectos, sin embargo, instituciones internacionales como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo financiaron proyectos de equidad de género  a la  Asociación Mexicana de Psicología y Desarrollo Comunitario, la cual fundó y presidió en los últimos años.

De acuerdo con el Ministerio Público que atendió la demanda y  vinculó a proceso a Circe López, el ex profesor comprobó daño psicológico que le provoca insomnio, falta de hambre y sensación de zozobra permanente”, como resultado de las acusaciones de la defensora.

Tras la criminalización de Circe López, el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres, México exigió publicamente no utilizar las leyes mexicanas para inhibir el derecho a defender derechos y un cese a la persecución judicial contra la defensora michoacana.

Puedes apoyar la defensa de Circe aquí:

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Inglés | Español